SERVICIO DE COMPLIANCE PARA EMPRESAS

¿Qué es y por qué he de implantar el Compliance en mi empresa?


Con las modificaciones legislativas en materia penal producidas en los años 2010 y 2015, se ha introducido en España la responsabilidad penal de las personas jurídicas por delitos cometidos por cualquier persona física que se encuentre integrada dentro de dicha persona jurídica, siempre que actúe en beneficio directo o indirecto de la empresa u organismo análogo.


Las penas que se podrían llegar a aplicar a la empresa, en el caso de que se la declarase responsable penalmente por el/los delito/s cometido/s por personas que la integran, pueden ir desde una multa por cuotas diarias hasta la disolución total de la misma, pasando por la suspensión de sus actividades por plazo no superior a cinco años, intervención judicial de la misma, clausura de locales o establecimientos, prohibición de ejercer su actividad, etc. Además de la pena que corresponda en función del delito cometido y su gravedad, se le podrá imponer la responsabilidad civil derivada del delito que corresponda y en la cuantía a determinar por el Juzgado. No es desdeñable tampoco el grave daño reputacional producido por la condena penal, con la consecuente posible pérdida de inversores, clientes, proveedores o nuevos empleados cualificados.


Ahora bien, el legislador ha querido dejar la posibilidad de que las personas jurídicas se vean exentas de dicha responsabilidad y, por tanto, de ser condenadas y penadas conforme hemos indicado, o en otros casos puedan ver atenuada la misma, si se ha implantado en la empresa un modelo organizativo adecuado para minimizar el riesgo de comisión de delitos en la misma y que se encuentra integrado por un conjunto de normas, políticas, protocolos y procedimientos que buscan implantar en la empresa una cultura de cumplimiento y ética profesional. Este modelo es lo que se denomina programa o sistema de Compliance.



Entonces, ¿en qué consiste un programa de Compliance?


En palabras de la Fiscalía General del Estado, en su Circular 1/2016 sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas, un programa de Compliance ha de “reafirmar una cultura corporativa de respeto a la Ley, donde la comisión de un delito constituya un acontecimiento accidental y la exención de la pena, una consecuencia natural de dicha cultura”.


Todo ello se logra a través de la implantación de dicho programa de Compliance, cuyas tareas son, a grandes rasgos, la prevención, detección y gestión de los riesgos de incumplimiento de las obligaciones de cada empresa, la identificación de las políticas, procedimientos y controles que se han de implantar para prevenir, detectar y gestionar esos riesgos y el seguimiento periódico, auditoría y control del cumplimiento y conocimiento del programa por los integrantes de la organización.


Ese programa de Compliance deberá diseñarse e implantarse en la empresa conforme a los protocolos, estándares y sistemas acreditados por las normativas y recomendaciones nacionales e internacionales (ISO 19600, ISO 37001, UNE 19601, CP, Circular 1/2016 de la FGE, etc.), por una persona, ya sea interna o externa de la empresa, con las capacidades técnicas y conocimientos acreditados en dicha materia. Ahora bien, y conforme ha recogido la jurisprudencia de los tribunales españoles e internacionales, no basta con el mero diseño de un modelo de Compliance si luego no se traduce en una política real, demostrable, fiscalizada y actualizada de cumplimiento normativo en la empresa.



Para más información, sin compromiso, contacte con nosotros a través del correo borjasr@sancheziniestaabogados.es o en el teléfono 916392096.

www.sancheziniestaabogados.com



Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Twitter Basic Square