REDES SOCIALES Y MENORES


Comenzamos este artículo con el enlace (aquí) a una noticia de reciente difusión en la que se cuenta la historia de una chica que ha denunciado a sus padres por subir a Facebook fotos de su infancia. Si, has leído bien, una joven austríaca denuncia a sus padres por mantener en dicha red social la friolera de 500 fotos de su infancia visibles para los más de 700 contactos que éstos tienen en Facebook. La joven ha reiterado a sus padres, en numerosas ocasiones, su voluntad de proceder a la inmediata retirada de las fotos allí expuestas y, que según comentan sus padres, constituyen un álbum familiar completo con fotos que la muestran desnuda en la cama de bebé, gateando por la alfombra o sentada en el orinal. El detallado y público “álbum familiar” les puede costar a los padres unas penas de entre 3.000 y 10.000 euros, según la publicación austriaca.

Con este caso se está generando un interesantísimo debate sobre la protección del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen de los menores mezclado con la ausencia de privacidad que existe en las redes sociales tipo Facebook o Instagram en las que, además de la exposición pública y social que conlleva la publicación de imágenes y demás datos en ellas, al darse de alta y aceptar sus condiciones, se otorga el consentimiento a dichas redes sociales para utilizar tus imágenes mientras no sean eliminadas.

La Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor establece en su artículo 4 lo siguiente:

“1. Los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen…

2. La difusión de información o la utilización de imágenes o nombre de los menores en los medios de comunicación que puedan implicar una intromisión ilegítima en su intimidad, honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses, determinará la intervención del Ministerio Fiscal, que instará de inmediato las medidas cautelares y de protección previstas en la Ley y solicitará las indemnizaciones que correspondan por los perjuicios causados.

4. Sin perjuicio de las acciones de las que sean titulares los representantes legales del menor, corresponde en todo caso al Ministerio Fiscal su ejercicio, que podrá actuar de oficio o a instancia del propio menor o de cualquier persona interesada, física, jurídica o entidad pública.

5. Los padres o tutores y los poderes públicos respetarán estos derechos y los protegerán frente a posibles ataques de terceros.”

Es decir, se recoge el derecho constitucional a la propia imagen de todos los menores (del artículo 18.1 de la Constitución Española) y se establecen dos posibles defensores de ese derecho, los progenitores que ostenten la patria potestad y/o el Ministerio Fiscal, como veremos.

Es requisito principal e imprescindible para colgar fotos de menores en redes sociales el consentimiento o autorización por parte de los representantes legales de los mismos, es decir, por quien ostente la patria potestad sobre los mismos. Si dicha patria potestad se está ejerciendo por ambos progenitores se deberá contar con el acuerdo y consentimiento conjunto de ambos o, en caso de discrepancia en este punto se deberá acudir a la autoridad judicial a fin de obtener un consentimiento o autorización judicial. En caso de discrepancia entre ambos progenitores, el representante legal del menor deberá instar el procedimiento ante el Juzgado de Primera Instancia del lugar de residencia habitual del menor. En ese procedimiento no es preceptiva, aunque si altamente recomendable, la intervención de Abogado y Procurador. El procedimiento se recoge en el artículo 60 de la Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria en el que aparece lo siguiente:

“1. El expediente se iniciará mediante solicitud que deberá acompañarse del proyecto de consentimiento, el documento en que conste la notificación de la oposición del Ministerio Fiscal y los que acrediten su representación legal.

2. Una vez admitida la solicitud por el Secretario judicial, éste señalará día y hora para la comparecencia, a la que se citará al Ministerio Fiscal, al representante legal del menor o persona con capacidad modificada judicialmente y a éste si el Juez lo creyera necesario. El Juez podrá acordar también, de oficio o a instancia del Ministerio Fiscal, la citación, en su caso, de otros interesados.

3. El Juez dictará resolución al término de la comparecencia o, si la complejidad del asunto lo justificare, dentro de los cinco días siguientes, en atención al interés superior del menor o persona con la capacidad modificada judicialmente.

4. Contra esta resolución cabrá recurso de apelación, con efectos suspensivos, que se resolverá con carácter preferente.

5. Si los representantes legales del menor o de la persona con la capacidad modificada judicialmente quisieran que se revocara el consentimiento otorgado judicialmente, lo pondrán en conocimiento del Juez, quien dictará resolución dejándolo sin efecto.”

Nos encontramos ante un asunto especialmente peliagudo en familias en la que los progenitores están separados/divorciados y ambos mantienen la patria potestad conjunta sobre el/los menor/es. Para estos casos, desde nuestro despacho, recomendamos firmar un acuerdo de carácter privado entre ambos progenitores en el que se regulen las condiciones, procedimientos y consecuencias de la difusión y uso de imágenes y otros datos personales de los menores en los determinados medios de comunicación.
Como conclusión hay que recalcar lo importantísimo que es la protección de la imagen del menor y su tratamiento con mucha cautela y responsabilidad en un mundo como el actual donde el uso, y muchas veces abuso, de las redes sociales está generando graves problemas para determinadas personas, muchas de ellas menores de edad, pudiendo llegar incluso al suicidio en los casos más extremos.

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Twitter Basic Square

© 2016 por Sánchez-Iniesta Abogados. Todos los derechos reservados

  • Twitter Clean